Alejandro-Martinez-Cuenca

El 4to Festival del Tabaco en Nicaragua “Puro Sabor” ya ha sido anunciado para el 15 al 18 de enero de 2015. Para convidarlos de tomar parte de este genial evento próximo, les compartimos esta entrevista del Dr. Alejandro Marttínez Cuenca en uno de los periódicos con mayor alcance de Nicaragua, originalmente publicado el día antes de que iniciara el 3er Festival del Tabaco Nicaragüense “Puro Sabor”.

Alejandro Martínez Cuenca, presidente y propietario de la empresa Joya de Nicaragua, habla sobre el III Festival Internacional del Tabaco “Nicaragua Puro Sabor”, que abre sus puertas hoy (15/01/14) a más de 150 aficionados del puro de distintas partes del mundo.

¿En qué circunstancia se está realizando el III Festival del Tabaco?

En la industria del tabaco a nivel mundial, en los meses de enero, febrero y marzo han sido tradicionales los festivales del tabaco. Es una invitación a los consumidores, a los que venden puros, tanto en Estados Unidos, Europa y el resto del mundo, para que todas las empresas que pertenecen al sector expongan todos sus productos. Nicaragua ha realizado el festival dos veces. Acordémonos de que en Nicaragua, si bien la historia del tabaco se remonta a años ancestrales, la realidad es que la industria como tal se ha venido organizando hasta años recientes. Ya somos 12 empresas organizadas alrededor de la Asociación Nicaragüense de Tabacaleros, ANT, y no queremos dejar pasar la oportunidad de que el país hoy ha logrado posicionarse en el mundo del tabaco, como uno de los principales orígenes de tabaco de calidad.

Cuba tiene su propio festival, República Dominicana tiene su propio festival, Honduras también ha hecho un par de festivales, y Nicaragua realizará su tercer festival (a partir de hoy).

Y se hace en el contexto en que uno de los principales motores de la economía mundial está comenzando a dar signos de recuperación, Estados Unidos, después de la crisis que hubo a lo largo de los últimos cuatro años. Entonces el objetivo es seguir con la tendencia de que los países que logran aglutinar a su industria tienen una vez al año la oportunidad, todos por igual, de presentar qué es lo que tienen, qué es lo que hacen, cómo lo hacen, y en eso consiste el festival.

Hay visitas a fábricas y visitas al campo, para que la gente se empape más en el proceso de la fabricación de un puro. Hay un gran desconocimiento de qué es un puro… Un puro es una obra de arte, realizada por hombres y mujeres nicaragüenses, y es una industria artesanal. No en términos como se concibe en el lenguaje popular, sino artesanal porque implica la labor de personas que realizan una obra de arte.

¿Qué hace la diferencia entre un puro de Nicaragua y otros puros del mundo?

Te voy a contestar con una comparación. Qué tiene en especial un vino portugués, un vino francés, chileno, de África del Sur o de Australia. Todos al final son vinos, pero cada uno tiene sus propias características. Igual pasa con el tabaco. Un tabaco que crece en un área, por ejemplo Estelí, tiene un sabor distintísimo a un tabaco de México, Ecuador, Brasil o Costa Rica. Es distintísimo. Nicaragua tiene un riquísimo suelo y horas de sol que le facilitan a la planta hacer sus maravillas. Eso da fortaleza y sabores distintos a los que da el tabaco dominicano, el mexicano, peruano o cubano.

Entonces son distintos orígenes, con distintos tipos de sabores. En el caso del tabaco hay sabores dulces, sabores amargos, sabores fuertes, que se palpan en el paladar. El puro está hecho para degustarse. Para disfrutarlo. No para meterse tabaco en la boca por metérselo. Se debe disfrutar lo que la naturaleza de Nicaragua ha sido capaz de darnos. Y eso es lo que se pretende con el festival.

¿Qué se ha logrado con los dos anteriores festivales?

En primer lugar, demostrar a las mismas empresas que somos todos, aunque estamos compitiendo en un mundo globalizado, capaces de ponernos de acuerdo. El principal resultado de un festival es mostrar cuánta armonía puede existir en una industria, en este caso la del tabaco. Consiste en juntar a todos los productores, porque todos creemos que estamos haciendo lo mejor del mundo, que a veces estamos en los rankings y a veces no, que hay todo tipo de sentimientos del uno para el otro, pero el festival es una prueba para la misma industria. En el festival todos nos debemos exponer al público.

¿El festival también estará abierto al público nicaragüense o solo para extranjeros?

En este caso también se ha abierto al público nicaragüense, no solo al público extranjero, porque queremos que Nicaragua se apropie de esta industria, y que la aprecie, que podamos hacer conciencia de que hay una serie de empresas que han hecho un gran esfuerzo por posicionar a Nicaragua en el mundo.

De repente hay pequeñas empresas, con pocos escrúpulos, que sin hacer ningún esfuerzo se ponen a falsificar las marcas de puro, como los que se venden en el mercado “Roberto Huembes”, el mercado de Masaya o las tiendas de la parte baja del aeropuerto. Hay una violación de la ley de marcas y queremos hacer conciencia, porque los comerciantes que compran esos puros (falsificados) para venderlos no saben el daño que le están haciendo al país. Los clientes que se los compran no los volverán a comprar dos veces, porque inmediatamente identificarán un puro Joya de Nicaragua falsificado, un Padrón falsificado, un Cohiba falsificado. Nicaragua está plagada de ese problema, por lo tanto, tenemos que levantar nuestras voces y decir “alto, usted le está haciendo daño a Nicaragua, cuando pone en riesgo la calidad del tabaco, al usar marcas de puros falsificadas”.

¿Qué significado tiene la industria del puro para la economía de Nicaragua?

Es una industria que ha crecido mucho. Superamos desde hace varios años la cifra de fabricación y venta de 100 millones de puros. También superamos la cifra de US$100 millones desde hace unos años. Y es una industria que les da empleos a más de 30,000 jefes de familias, de manera directa e indirecta. Hay personas que trabajan en fábricas o en el campo, y otras que trabajan para empresas que colaboran con esta industria. Entonces, en promedio unas 180,000 personas del norte del país viven, respiran y sobreviven gracias a la actividad del tabaco.

¿Quién es?

El economista Alejandro Martínez Cuenca es propietario de la empresa Joya de Nicaragua, la cual tiene 46 años de experiencia en la fabricación de puros de calidad premium en el país. Es la única empresa en el sector tabacalero “auténticamente nicaragüense”.

“Para mí, desde muy temprano de mi vida, el tabaco siempre ha sido una gran pasión. Cuando se dio la oportunidad de poder ingresar a esta industria, después de varios esfuerzos, acepté el reto. Me veo obligado ahora a pedalear largas ciudades del mundo para vender y promocionar nuestro producto”, afirmó Martínez Cuenca.

“Es un arduo trabajo, que al final tiene su recompensa cuando el puro llega a la boca de los consumidores”, enfatizó. “Toda la investigación que he hecho sobre el tabaco me conduce a decir con firmeza que es una industria de pasión. Aquí se viene por pasión. Si se viene por dinero, se está destinado al fracaso”, ratificó el presidente y propietario de Joya de Nicaragua.