first-uk-importer-joya

Otra pieza de nuestra historia tipo película ha salido a la luz. Este mes, la revista UK Cigar Scene publicó la anécdota del viaje a Nicragua de Dereck Harris. Él fue el primer importador de nuestros puros en el Reino Unido durante los años 70. Durante ese período, el Presidente Anastasio Somoza había ganado control sobre JDN, mientras combatía el comienzo de la Revolución Sandinista, que eventualmente terminaría con su dictadura.

La distribuidora Melbourne Hart fue abordada por Nicaragua Cigars Company, el primer nombre de nuestra fábrica, productora del original puro Joya de Nicaragua. Habiendo probado algunos, Derek puso una orden que el describe como “una orden muy ordenada”. Unos 6 meses después vinieron noticias de que en Nicaragua los puros estaban listos para ser enviados. Sin embargo, había un problema. El gobierno en control liderado por el General Somoza estaba reacio a liberar los puron hasta que “tuvieran un pedazo de la acción”.

Derek se hizo, como él mismo lo describe, “muy importante”. Empacó susmaletas y se dirigió a Managua, capital de Nicaragua. Cuando arribó, se le llevó al bunker subterráneo presidencial, donde, sentado en una plataforma muy iluminada, se encontraba el mismísimo Presidente Somoza. Derek lo describe como un hombre enorme y de caracter intimidante.

Sin embargo, siendo un hombre de negocios, el trato se cerró con un apretón de manos. El Presidente luego le preguntó a Derek si quería ir a Estelí a ver sus puros, y puso a su disposición el avión Dakota presidencial. Como un comentario adicional, le advirtió a Dereck que en los restaurantes se sentara con la espalda dándo a la pared, y le dio una pistola y un cartucho.

first-uk-importer-joya-2

Derek y su guía local abordaron el avión con rumbo a los campos de tabaco en Estelí. Al arrivar revisaron y aprobaron los puros. Seguido, se sentaron a comer y tomar algo. Caundo terminaron, estaba ya muy oscuro para que el Dakota pudiese despegar. El Presidente había anticipado esto, por lo que envió tres Mercedes prsidenciales a Estelí para traer a Derek de regreso a la capital.

Él y su guía subieron al Mercedes que iría en el centro, y le preguntaron al conductor si de casualidad tenía algo que pudieran tomar. El chofer les pasó media botella de Chivas Regal, vasos plásticos y un poco de hielo. Se relajaron en la parte trasera del vehículo y se dirigieron hacia Managu.

En algún momento en el camino, un automóvil sigilosamente se metió entre el primer y segundo Mercedes, y otro entre el segundo y tercero. De pronto, se rajó la ventana y una bala silbó entre los dos hombres sentados en el asiento trasero. Instantáneamente, el pasajero delntero del auto donde iba Derek sacó una ametralladora sub-automática y le disparó a las llantas del auto de enfrente. El pasajero delantero en el Mercedes de atrás hizo lo mismo con el segundo auto. Como lo cuenta Derek: “salieron a toda velocidad, y en el proceso, derramamos nuestro whisky”.

Manejaron rapidísimo a una estación de gasolina local, donde como lo describe Derek, lograron conceguir otro vaso con hielo.

Simplemente otro día para un ejecutivo de puros premium en los 1970s.

melbourne-hart

Foto actual del señor Derek Harris.

*A continuación el artículo original.