NICARAGUA ES UNA LÍNEA DE VIDA; ES RESILENCIA; ES VOLUNTAD DE SEGUIR ADELANTE Y RENOVAR, RENOVAR, RENOVAR.

NICARAGUA ES UNA LÍNEA DE VIDA; ES RESILENCIA; ES VOLUNTAD DE SEGUIR ADELANTE Y RENOVAR, RENOVAR, RENOVAR.

Ha sido un camino turbulento pero gratificante. Fuimos los pioneros de esta industria, reconstruimos una fábrica atacada por armas y fuego, sobrevivimos una década de embargo y mucho más.

Ha sido un camino turbulento pero gratificante. Fuimos los pioneros de esta industria, reconstruimos una fábrica atacada por armas y fuego, sobrevivimos una década de embargo y mucho más.

1968

Encendimos Nicaragua

Si Nicaragua tuviera superhéroes de la industria tabacalera, los primeros serían Simón Camacho y Juan Francisco Bermejo. Este dúo huyó de su Cuba natal como muchos otros en su tiempo, buscando oportunidades en otras tierras. Encontraron campos ricos en nutrientes y suelos profundos en Estelí, Condega y Jalapa; acordaron pagar a los trabajadores para ayudarlos a crecer y cosechar. Acondicionaron instalaciones en el centro de Estelí para procesar el tabaco. Y así, empezaron los primeros días de la Fábrica de Puros “Nicaragua Cigar Company”, como se llamó originalmente a Joya de Nicaragua.

1970

El puro oficial de la Casa Blanca.

Después del embargo, los puros nicaragüenses comenzaron a ser reconocidos como una alternativa superior a los puros cubanos. Somoza, quien había sido compañero de clases de Richard Nixon, fue invitado a la Casa Blanca. Como de costumbre, Nixon ofreció a Somoza una caja de puros. Mientras el dictador se acercaba para elegir uno, se detuvo, su mano inmóvil sobre la caja, estaba sorprendido de ver que los puros empacados dentro de la caja tenían etiquetas de la Fábrica de Puros “Nicaragua Cigar Company”.

Después de esto, Somoza, se dispuso a sacar provecho de la oportunidad que ofrecía el tabaco en Nicaragua; se sabía que poseía granjas en Estelí y Jalapa que ya estaba produciendo cultivos viables. Ahora, era su oportunidad de tener una fábrica.

1979

Revolución y guerra Civil

La Revolución Sandinista puso fin a la dinastía de Somoza, y al igual que muchos, la fábrica no podía escapar de la realidad que afrontaba el país.
La Revolución contra Somoza agarró fuerzas; un día los revolucionarios Sandinistas llegaron a la fábrica y la quemaron. Y en otra ocasión, el mismo Somoza dio órdenes de bombardear la fábrica, creyendo que los Sandinistas la usaban como base; estaba tan dispuesto a retener el poder que bombardeó su propia fábrica, afortunadamente, el daño fue menor.

1980

La reconstrucción

Los trabajadores reconstruyen la fábrica destruida durante la guerra, y la producción comienza de nuevo.

Con la caída de Somoza, la fábrica, al igual que otras empresas, fue nacionalizada y la industria del tabaco formó una sola identidad. El embargo Estadounidense llegó, los puros comenzaron a amontonarse, el salario comenzó a faltar y los enfrentamientos de la Contra estaban en pleno apogeo. Sumado a todo esto, Somoza se había llevado los documentos claves pertenecientes al registro de marca de Joya de Nicaragua en Estados Unidos. Los vendió al mejor postor, y para empeorar todo, pronto un cigarro hecho en Honduras de estándares más bajos, se vendía en los Estados Unidos en pequeñas cantidades, llevando el nombre Joya de Nicaragua.

Intentaron atraer compradores de todo el mundo, prometiendo fantásticos puros y un equipo leal y trabajador. Mientras los trabajadores de la Fábrica de Puros “Nicaragua Cigar Company” sabían cómo hacer puros, desconocían mucho sobre cómo venderlos.

Fabrica JDN ViejaFabrica JDN Nueva

1992

Una nueva era

Los trabajadores comenzaron a buscar un líder que les ayudara a mantener viva la fábrica. Vieron un gran potencial en el Dr. cuenca, quien también reconoció el valor de la fábrica.

El Dr. Cuenca aceptó un plazo inicial de 12 meses de alquiler, se comprometió a pagar a los trabajadores los últimos 6 meses de salario atrasado y prometió no realizar despidos anticipados. A cambio, los empleados se comprometieron a realizar los mejores puros y a trabajar para recuperar la prosperidad. La Fábrica de Puros “Nicaragua Cigar Company” se convirtió en Tabacos Puros de Nicaragua en 1994. Una de las primeras cosas que se propuso el Dr. Cuenca fue conseguir la devolución de los derechos al nombre de Joya de Nicaragua. A mediados de los 90, hay una creciente demanda de producción nicaragüense con el “cigar boom”, un fenómeno que dura alrededor de dos años.

2012

Seguimos avanzando

Bajo el liderazgo del Dr. Cuenca y Juan Martínez, los últimos años se han destinado a crear una plataforma que impulse a Joya de Nicaragua. Su enfoque ha sido asegurar que los distribuidores alrededor del mundo tengan todo el apoyo que necesitan para realizar su labor en los mercados de sus países. Crearon una conexión entre los productos de Joya de Nicaragua y sus consumidores, tanto con los más antiguos como con los nuevos, manteniendo una comunicación que les brinda seguridad y los intriga a la vez. Esto se hizo mediante las adición de la nueva línea JOYA, la renovación del querido Clásico y el lanzamiento de la nueva familia de Antaños.

2018

Por los próximos 50 años

Hace 50 años, Joya incursionó en la industria al elaborar los primeros puros premium exportados desde Nicaragua. Actualmente, Joya de Nicaragua es la marca nicaragüense más reconocida a nivel internacional, con presencia en más de 50 países, y creciendo…

Joya está prosperando como nunca antes, y es gracias a su gente talentosa y resiliente. La calidad no es una obligación, es nuestro mayor compromiso. JDN mira hacia el futuro, en búsqueda de 50 años más, impulsando la industria de puros nicaragüense, y creando el Puro Más Nicaragüense.

¿Eres mayor de edad en tu país?